Ha dicho la OMS
Que puedes ir a votar,
Que allí nada va a pasar
Y eso todo lo esclarece.
Una campaña se cuece
Con una clara intención:
Alarmar la población
Creando un gran alboroto
Para que afecte a su voto
El virus de la abstención.

Una pandemia terrible
Sobresalta y amilana
A la población humana,
Que sufre un espanto horrible.
Pero un virus más temible
Arruina a nuestra nación
Poniéndola en situación
De una gravedad extrema
Porque la postra y la quema
El virus de corrupción.

El gobierno es el doctor
Que debería tratarnos,
Pero lo que hace es postrarnos
Con el oro corruptor.
Suprema, procurador,
Deben ser la sanidad
Que ataque la enfermedad
Y en cambio nos pone en coma
Ya que por doquiera asoma
El virus impunidad.

El virus llega al Palacio,
Desde allí se disemina
Y muy pronto contamina
Del Estado cada espacio.
Se riega y no anda despacio
Imprimiendo bien su estampa
Y en el Estado se engrampa
Con coquí de clientelismo
Aplicando el continuismo
Con el virus de la trampa.

Al país que se contagia,
Un grupo de funcionarios
Le produce en el erario
Una abundante hemorragia.
No se cura ni con magia,
Porque en esa situación,
Si la comunicación
Al pueblo lo hace saber
Sobre el que habla va a caer
El virus persecución.

Para sanar al paciente
Sólo existe un cirujano
Y ese eres tú, ciudadano
Que eres sensato y consciente.
Tu remedio es eficiente
Aunque el enfermo esté roto
O feo para la foto
Y despidiéndose ya:
El virus se va, se va,
Con el remedio del voto.

Huchi Lora
14 de marzo 2020

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí